Si tienes entre 20 y 35 años es posible que no te hayas preocupado por tu jubilación pues parece que es un tema complicado y para gente mayor. Sin embargo, es uno de esos temas que se deben planear con anticipación y cuanto antes decidas cual será tu plan de jubilación más probabilidades tendrás de pensionarte o de tener un plan alternativo que asegure una vejez próspera.

Este tema es de particular importancia para los colombianos residentes en el exterior que por desconocimiento o descuido cotizan en diferentes regímenes y no tienen permanencia suficiente en ninguno para alcanzar a recibir una pensión vitalicia.

En primera medida explicaremos los regímenes pensionales vigentes en Colombia y posteriormente el concepto de ingresos pasivos y cómo complementar o reemplazar su pensión mediante esa herramienta.

Régimenes de pensión vigentes en Colombia

En Colombia actualmente existen dos regímenes pensionales:

  1. Régimen de Prima Media con Prestación Definida, que rige al Seguro Social (Colpensiones)

Para acceder a esta pensión se debe cumplir con requisito de edad: 57 años para mujeres y 62 años para hombres actualmente. Y haber cotizado como mínimo 1.300 semanas.

El monto de la pensión en este régimen está predeterminado por la ley mediante una fórmula que es función del ingreso base de liquidación IBL (promedio de los salarios de cotización de los últimos 10 años anteriores a la pensión o el de toda la vida laboral si es más favorable, actualizado anualmente con el índice de precios al consumidor) y el número de semanas cotizadas.

2. Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (fondos de pensiones)

Para acceder a esta pensión se debe tener en su cuenta de ahorro individual un capital que les permita obtener una pensión mensual superior al 110% del salario mínimo legal mensual vigente a La fecha de expedición de la Ley 100 de 1993, reajustado anualmente según la variación porcentual del índice de Precios al Consumidor (IPC) certificado por el DANE. Para el cálculo del monto de la pensión de tiene en cuenta los rendimientos generados por la AFP y el valor del bono pensional, cuando hubiera este.  Este régimen no tiene requisito de edad mínima.

El monto de la pensión en este régimen por ser un sistema que se fundamenta en el ahorro en cuentas individuales, la pensión es función del monto ahorrado en la cuenta, la edad y expectativa de vida del afiliado y los beneficiarios y el interés efectivo que genera la administradora sobre el fondo administrado. Por esto, la pensión será mayor entre más alto sea el capital conformado al momento de la pensión. 

En general el primer régimen favorece a las personas que se vinculen desde jóvenes así tengan ingresos bajos pues el régimen tiene en cuenta las semanas cotizadas (en lugar del monto) y la pensión se calculará con base a los ingresos devengados solo en los últimos años mientras que el segundo régimen puede ser una opción viable para quienes hayan empezado a cotizar tarde y no alcancen a cumplir las semanas requeridas en el primer régimen pero deberán aportar un mayor capital para tener suficientes ahorros.

El segundo régimen es el más parecido al sistema actual en Australia donde el fondo de pensiones no garantiza una pensión específica sino que se hace un ahorro durante los años laborales que son invertidos en un fondo de inversiones. (Australia tuvo anteriormente un régimen llamado defined benefit que era similar al que aun ofrece Colpensiones en Colombia pero este régimen ya no acepta contribuyentes nuevos).

¿Qué es un ingreso pasivo y como generar ingresos a través de inversión en vivienda?

Los ingresos pasivos son ingresos que no requieren ningún tipo de trabajo activo por tu parte para ganarlos aunque pueden requerir una gran cantidad de trabajo ponerlos en funcionamiento.

Para adquirir ingresos pasivos debemos conseguir la mayor cantidad de activos que nos generan dicho ingreso allí es cuando entra de manera muy importante la inversión en vivienda.

Un activo que genera grande ingresos pasivos puede ser una vivienda para poner en alquiler, ya sea a largo plazo o alquiler vacacional, ingresos que se pueden usar para pagar la hipoteca que se haya tomado para comprar el inmueble.

Cuando tienes un activo que comienza a funcionar por su cuenta es la hora de pasar a ahorrar para otro activo usando los ingresos pasivos que te aporta el primero para  acelerar el proceso. Y así sucesivamente hasta lograr los sufrientes ingresos pasivos para pagar las hipotecas que hayas tomado y una vez saldadas poder a través de esos ingresos cubrir tus gastos mensuales o al menos una buena parte de ellos.

Invertir en finca raíz es una excelente forma de complementar tus ingresos antes o después de pensionarte. Y para aquellas personas que no califican para ningún régimen pensional puede ser una excelente herramienta para invertir sus cesantías o aprovechar sus últimos años laborales y así garantizar un ingreso para tener una vejez tranquila y digna.

Conclusión:

La jubilación no es un tema solo para personas mayores. Infórmate y toma decisiones mientras estás jóven (bien sea empezar a cotizar, cambiarte a un régimen más favorable, hacer abonos adicionales o invertir en finca raíz) para que aproveches tus años laborales y tus activos se valoricen y te permitan pensionarte incluso antes de lo que crees.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *